Blogia
bereberes

Deshagamos mitos

Deshagamos mitos Muchas veces, por no decir siempre, cuando pensamos en el mundo islàmico,resumimos en cuatro o cinco líneas una corriente de pensamiento que es muy amplia y que presenta, por su larga trayectoria, multitud de matices. Nuestra "deformación" cristiana nos provoca un rechazo automático de lo que se sale de esas cinco líneas que machaconamente nos repitieron y seguimos repitiendo para no hacer el esfuerzo de comprender lo que nos es ajeno, extraño. Continuamos repitiendo con los hechos aquellos razonamientos tan sublimes basados en que "las cosas son así porque sí", "son así porque así han sido toda la vida" (¡Qué vida más corta tienen estas afirmaciones!), "es así porque lo digo yo"...etc.
Queremos seguir explicando la vida y la historia desde nuestro desconocimiento.

Para que vayamos rompiedo algunas de esta ideas aquí pongo un poema de Omar Khayyan,poeta persa del siglo XI, del que podréis encontrar más datos y obra , dedicada al amor y al vino, en http://www.amediavoz.com/khayyam.htm

AYER, HOY, MAÑANA

27
A aquellos que en el hoy aguardan su ventura,
y a los que en el mañana fijaron su esperanza,
un muezín les grita desde la Torre Oscura:
-«¡Locos! ni aquí, ni allí, vuestra paga es segura!»

28
En sueños, otra voz, que me repite, advierto:
-«La flor abrirá al beso de la nueva mañana»;
mas un rumor que pasa, me dice, ya despierto:
-«La flor que ayer abrió, dió su aroma y ha muerto».

29
Y los santos, y sabios, y rígidos ascetas
que de ambos universos el estudio agotaron,
son arrojados fuera como locos profetas,
sus bocas y palabras del mismo polvo prietas.

30
¡Oh! cuando yo fuí joven ávido he frecuentado
los santos y doctores, y oí cosas sublimes
sobre esto y sobre aquello: mas siempre me ha pasado
volverme por la puerta por donde había entrado.

31
Yo he sembrado semilla de aquel saber arcano,
y la ayudó a crecer la labor de mi mano:
y ésta fué mi cosecha: -«yo vine como el agua,
y me voy de este mundo como va el viento vano».

32
Llegado a este Universo el porqué ignorando
y el de dónde, como agua que, quiera o no quiera, corre,
salgo de él como el viento que el desierto cruzando,
sin saber hacia donde, quiera o no sigue andando.

33
¿Y qué, y así me traen desde un donde cualquiera
y desde aquí hacia allá, sin pulsar mi albedrío?
¡Si el cielo, al menos, darnos siempre el vino quisiera,
que ahogue este recuerdo que la mente lacera!

Espero que os guste y busquéis más información sobre los escritores árabes y el vino.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres