Blogia
bereberes

LA RÀPITA DEL PENEDÈS

LA RÀPITA DEL PENEDÈS

Paseo dándole vueltas en mi magín al topónimo. “Ràpita” deriva del àrabe “ribat”. Los “ribat” eran caravaneras en Persia. Las hicieron los seljúcidas para defensa de caravanas y estaciones de correos. De la época aún se ven en el camino de Samarcanda el Ribat‑i‑Malik y el Ribat‑i-Saraf­,polvo y descalabro. En Susa y en Megreb, empero, los "ribat" tenían no s6lo carácter militar sino también religioso, especie de cuarteles‑conventos para alojamiento de soldados‑monjes, dispuestos  a persuadir con las armas donde las prédicas resultaban más bien insuficientes. La guerra santa, vamos. A uno de estos "ribat" se habia retirado Ibn Yasin a basar su­ doctrina, de ahí que a sus seguidores se les llamara "al‑Murabitum", que redondean­do en castellano fue almorávides. Cuando murió Ibn Yasin se le enterró cono a un santo en un morabito cúbico, abovedado y blanco como los que tanto abundan en Marruecos. 

Los "ribat" solían estar en lugares aislados, solitarios, yermos, pero de paso o en la costa. Y siempre en alto. Parece que los almorávides y los almohades construyeron muchos "ribat" en zonas fronterizas con los cristianos, sobre viejos caminos reales o sobre entradas de puertos. Avanzando a la reconquista y tomados estos edificios, los cristianos los entregaban a las órdenes monásticas de San Benito y Santo Domingo. Los monjes se establecían allí sin más, o adaptaban la máquina a sus necesidades. Que yo recuerde ahora, en España “ribat" no queda ninguno en pie. Sé, en cambio, que perdura vivo su nombre en toponinías camineras y costeras, aunque adecuadas a las lenguas hispánicas: “arrabida”en portugués, "rábida" o "rábita” en castellano, y "ràpita" en catalán. Curiosamente estos "ribat" no han dado lugar a municipios, salvo Rabat en Marruecos  y Sant Carles de la Ràpita en Catalunya.

 A la vera de la iglesia de la Ràpìta del Penendès (aquí dicen Rapia y hay una calle llamada Rapiós) evoco Rabat, azul y blanco. En lo que es hoy la casba de los Udaidas, junto a la boca del rio Salé, los almorávides levantaron  un “ribat” para guarnecerlo de soldados-frailes que fueran contra los herejes, Luego el sultán almohade Yusuf Yacub engrandeció el lugar (¡Qué hermosos estaría acabado el alminar de Hassán!) y en memoria de la batalla de Alarcos lo llamó Ribat al Fath, esto es, Ribat de la Victoria En cuanto a Sant Carles, éste debe ser su origen a un “ribat” que vigilaba el puerto dels Alfacs, "ribat" cue a la postre fue convento de benitos. Como los de Rabat y Sant Carles eran costeros también los "ríbat" de Arrabida de Setúbal, de Campos de Mallorca, La Ràbita de Albuñol y la colombina y franciscana Rábida de Huelva, éste “ribat" levantado para espiar la boca del Tinto y el Odiel. En el interior de la Península, defendían los caminos, los ribat de La Rápita de Vallfogona, La Rábita de Alcalá la Real, La Rápita de l'Albiol y la Rápita del Penedès. Sospecho que sobre el "ribat" de nuestra Rápita quiza se erigiera un castillo de PeRafort, posterior cuna del ilustre canonista medieval Ramón. Sobre el solar del castillo, el padre Guasch levantó el convento de Sant Domènec en 1.501. Veo abandonada y amenazada la fábrica de cenobio. Se halla en un lugar agreste,  ladera del Garrnf, con una buena vista de la depresión "penedesenca". El buque del edificio es rectangular, cerrado y macizo y de sílleria gris; se articula en varios cuerpos y abundantes, ejes, de numerosas ventanas que le dan aire escurialense. A sus pies el río Foix, consciente, sangrante, destrozado corre a duras penas  .  Lo salvo por un puente al que se le ha hurtado el pretil para que pasen camiones ruidosos y violentos. Cerca Els Monjos y L’Abadal evocan antigua presencia frailuna. Más arriba aún se recoge la ermita de Sant Llorenç y por aquí y por allá talleres, fábricas, almacenes, garajes, sudor y lágrimas.Tres pueblos se aglutinan en un mismo municipio y se avienen. Foix los separa. A su derecha La Ràpita, a su izquierda Santa Margarida i els Monjos. ¿Es La Ràpita el último pueblo de la Catalunya Vella o el primero de la Nova? José Luis Rodríguez Lara.  EL TRES DE VUIT , 16 de Març 1.984  . ANTISTIANA  nº 10,  abril 1990. La Ràpita del Penedès
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres